Veinticuatro de Noviembre

Bienaventurados los que lloran

porque reirán,

los que son golpeados

porque de sus ojos será la luz que vuela,

los que son apartados,

porque de entre sus manos surgirá la vida.

Bienaventurados los que ríen después de llorar,

porque solo ellos sostienen el mundo.

Anuncios