Treinta y uno de Julio

Hoy el aire huele a limpio,

y puedo respirar el aire que respiro.

El aire se mueve,

dejándome quieto, limpio.

Anuncios